Evolución de Internet

Sin temor a equivocarnos, podemos afirmar que Internet ha sido un factor fundamental para el desarrollo de diferentes ámbitos en los últimos lustros. Desde su aparición, se puede decir que la llamada red de redes ha transitado por diferentes fases, y la vinculación de la red con los nuevos dispositivos aparecidos en los últimos tiempos es prueba de ello. Los teléfonos inteligentes, las tabletas y la televisión con conexión a internet son parte de ello.

Origen de la Web

Fue hace más de tres décadas que nació Internet, de la mano de un grupo de científicos que trabajaban por mejorar las formas de intercambiar datos. El desarrollo progresivo y sostenido de las computadoras y los diferentes dispositivos trabajó en favor de que se originara una plataforma abierta que permitiera el intercambio confiable de archivos estructurados.

Las computadoras estaban conectadas entre sí, y de esta forma eran capaces de almacenar información de las universidades, organismos relacionados con instituciones de defensa y otros entes gubernamentales. La principal limitación que tenían era el no contar con un

estándar de comunicación, por lo que prácticamente era imposible la interconexión.

Conexión entre sistemas y la transferencia de datos

ARPAnet surgió a finales de los 60 del siglo XX, dándole herramientas a los científicos para desarrollar comunicación entre las universidades. Así, se generó lo que se conoció como “Conmutación de Paquetes”. Estos paquetes se caracterizaban por poder agarrar diferentes caminos y una vez que llegaban a su destino, podían rehacerse o colocarse de forma ordenada. Así, nacieron las redes. Esta creación surgió desde el ámbito militar y su necesidad de mantenerse comunicados bajo cualquier circunstancia, incluyendo un ataque nuclear.

Ya en la década de los 70 tuvo lugar el TCP (Protocolo de Control de Transmisión) y el IP (Protocolo de Internet). Y ya para finales de la década de los 80 comenzó a crecer de forma exponencial la cantidad de usuarios conectados a la red.