La administración en línea

La llegada de internet ha revolucionado diferentes ámbitos de la vida, incluyendo la relación del Estado con sus ciudadanos, lo cual se ha dado a conocer como Administración en Línea.

Esta innovadora forma de usar las TI (Tecnologías de Información) a favor del ciudadano en el área de Gobierno Electrónico, se presenta como una herramienta poderosa para incentivar, motivar y permitir la participación de toda la ciudadanía en los asuntos públicos de la nación.

Este proceso se enmarca en el uso de Tecnologías de la Información y Comunicación para estar presente en las relaciones de negocio de los entes públicos a través del uso directo de las técnicas de acceso en tiempo real que gracias a las TIC puede tener el usuario, al cual anteriormente se le conocía como público.

Por supuesto que para que esto ocurra, debe haber inversión en tecnología y en su mantenimiento, para que la misma se mantenga acorde al número creciente de usuarios que hacen uso de ella.

Servicios disponibles para la ciudadanía

Algunos de los beneficios que ha traído la revolución tecnológica y específicamente internet a la ciudadanía de un país se listan a continuación:

  • Mejoramiento en la calidad de los servicios básicos que prestan las instituciones
  • Extensión de los horarios de atención a los usuarios a través de las diversas plataformas.
  • Realización de trámites públicos desde cualquier punto geográfico, disminuyendo así la necesidad de traslados.
  • Información actualizada disponible durante las 24 horas del día, de forma oportuna, clara y eficaz, tanto para los ciudadanos en general como para los entes privados.
  • Posibilidad de recibir respuesta en línea de manera oportuna, por cada solicitud realizada.
  • Mejoramiento de los procesos internos de las instituciones que se traducen en mejor servicio al ciudadano.
  • Participación más activa de la ciudadanía en los procesos de consulta iniciados por los entes públicos.