Asumiendo que el Protocolo de Internet es un conjunto de reglas que normalizan el intercambio de paquetes de información entre dispositivos en la red, el Protocolo de Internet Versión 6 (IPv6) es considerado como la natural transición desde IPv4, debido al agotamiento de éste.

Las Ventajas del IPv6: Direcciones disponibles

Con una estructura de cabecera 1de registros más simplificada que la IPv4, la IPv6 mantiene algunos elementos informativos indispensables que permite encapsular eficientemente a los paquetes de datos. Un importante detalle que hace relevante considerar al IPv6, como el protocolo necesario, se encuentra en que las direcciones IP son de 128 bits -o 2 elevado a 128-, esto significa que si en IPv4 se podrían asignar casi 4.300 millones de direcciones IP, en el caso del IPv6 se pueden asignar algo más de 340 miles de trillones de direcciones IP.

Esto equivale a que de asignarle direcciones IP a cada uno de los granos de arena de todas las playas del mundo, aun quedarían direcciones IP disponibles. En consecuencia, se abre un importante mundo al aprovechamiento del desarrollo del Internet de las Cosas (IoT) y la Inteligencia Artificial.

Las Ventajas del IPv6: Regionalización

Otro elemento a considerar, en este protocolo, se observa en la administración de la distribución del mismo, la cual considera la regionalización de dicha distribución, permitiendo federar la asignación por intermedio de un ente llamado Registro Regionales de Internet (RIR), delegando a su vez en subentes continentales. Esto con la intención de hacer más eficiente la gestión de las direcciones IP.

Una fundamental ventaja del uso de este protocolo se encuentra en la versatilidad del uso de la conectividad, ya que ésta permitiría la conexión real punto a punto entre computadores o dispositivos, gracias a la cantidad de direcciones IP a distribuir.

¿A qué se enfrenta esta tecnología? Al “rechazo al cambio”, ya que existe una cultura bien establecida sobre el IPv4.